MIA15 - Vincitore   La libertà non è gratis: sostieni questo progetto contribuendo ad a/simmetrie.
Puoi anche destinarci il 5x1000 (CF 97758590588): non ti costa nulla, e qui ti spieghiamo come fare.

giovedì 5 novembre 2015

El milagro español

(...ringrazio Paolo Agnelli per la traduzione. La versione italiana di questo post, scritto il 13 agosto 2014, è qui...)



Mientras escribía fugazmente un tal libro que un tal día iréis leyendo si apetece, y mientras trabajaba blandamente en un cierto código RATS que me ha pasado uno que se pasaba por allí (exactamente) con el fin de escribir un artículo che sin embargo nunca vais a leer (a no ser que os interesen los VECM), me ha topado con unos datos que me han inducido a cambiar de opinión. Como bien sabéis, una de las características más reseñables de mi adorable carácter es la de pegarme de inmediato a la realidad de los hechos, toda vez que esa misma realidad, como a menudo ocurre, se presta a impartirme una lección de humildad desmintiendo mis previsiones. ¡Ah! ¡Cuántas de mis previsiones han sido desmentidas en los últimos tres años! Esto me ha convertido en mejor persona, más humilde, más serena a la hora de aceptar el responso de los datos.

Entonces: ya sabéis de aquellos informadores que nos advierten en Italia deberíamos seguir el ejemplo de España que ha llevado a cabo reformas (¿?), recortes (¿?), y ha vuelto a crecer (¿?).
Sí, hablamos de Fubini e Barbera. Yo me conocía otra historia, que me habían contado Antoni Soy y confirmada por Guntram Wolff. No obstante, queriendo ser escrupuloso, me he ido a consultar a ver los datos.

El razonamiento que he hecho ha sido simple: si, como afirman los respetados Fubini y Barbera (desmintiendo Soy y Wolff), han sido las reformas en obrar el milagro, entonces la recuperación española se acompañará de un incremento de la productividad del trabajo ya que las reformas (¿?) no se hacen para dar una patada en el culo de los trabajadores cuando estos reclaman sus ganancias de productividad, pidiendo una retribución digna, que les permita subsistir por sus propios medios, sin tener que recurrir al crédito de los mercados financieros privados buenos y santos, que nunca se equivocan...¡Oh no claro que no! ¡Quién se atreve a pensar una maldad de este estilo! ¡Cree el ladrón que todos son de su condición! Las reformas (¿?) se hacen, en el interés de los susodichos trabajadores para hacerles más productivos, de manera que por la tarde volviendo a casa, puedan mirarse al espejo y decirse: "estoy satisfecho conmigo mismo, hoy he sido más productivo". Y sin embargo por alguna razón, como ocurre de vez en cuando, se le ocurra pasarse una soga alrededor del cuello y colgarse de un árbol, en vez del banal y vetusto "pido perdón" podrán dejar para la posteridad la conocida frase de Leonardo da Vinci: "tal y como una jornada bien aprovechada hace dormir bien, así una vida aprovechada da buena muerte".

Ah, las reformas (¿?)!

Así que, siendo escéptico (ya sabéis que le tengo injustamente manía a los periodistas), me fui a ver las series de la productividad que por alguna razón he querido actualizar en una hoja Excel desde 2010 a 2013. Y vaya...he tenido que recular!



Pedazo de subidón que ha pegado la productividad española en los últimos años. Y el “sudden stop” de la mitad de los 90? Bueno, de ese hablamos otra vez. Pero esta vez no hay nada que hacer: tienen razón los periodistas. Pido perdón a todos ellos. Ah, vaya lección de humildad. Ayer traté así de mal a Barbera, hace unos días casi me peleo con Carlo Alberto (que es compañero mío, solo es un humilde y áspero economista), y sin embargo tenían razón ellos: las reformas (¿?) son importantes, lo que implícitamente subsume que en una crisis de demanda sea importante la dimensión micro (esto en favor de Alberto.




Entonces la gráfica que todos hemos visto a soporte de uno de las solitas obras maestras de “Arte Povera” de nuestro amigo Fubini, aparecido en “La Repubblica” del 10 de Agosto, titulado “Recortes, trabajo más flexible y ayudas, con las reformas sugeridas por la UE, España ha vuelto a crecer”. Esta gráfica:








¡La gráfica era sustancialmente correcta (a excepción de la ligera imprecisión en el eje de las abscisas)! Y yo a calumniarle. Me avergüenzo de mí mismo, y le pediré personalmente perdón. Fubini es un gran periodista, una persona que sabe separar los hechos de las opiniones. La productividad en España ha crecido y ese es un hecho. Entonces ahora una cosa me roe por dentro, tengo que encontrar la manera de pedir perdón. Pero por lo menos me he quitado de una buena: ahora solo tengo que preocuparme por nosotros los italianos y no más por mis amigos españoles. ¿Porque Antoni y Alberto se quejan mucho entonces? Pero bueno, se sabe que estos del sur Europa siempre se hacen las víctimas.

Luego sin embargo (mi profesionalidad me carcomía por dentro), un detalle me llama la atención. Cáspita! Según la gráfica, tanto la mía como la de nuestro amigo, durante la crisis el índice de productividad ha subido en un 15% aproximadamente, más o menos desde el 2008 hasta hoy (bueno ayer, ya que la gráfica se acaba en el 2013). Pero, ¿la productividad cómo se mide? Ya…Se mide en PIB por horas trabajadas. Vaya, así que si las horas trabajadas se hubiesen quedado más o menos las mismas, entonces el mismo PIB crecería paralelamente en un 15%, ¿verdad? Correcto: si el trabajador es más productivo pero trabaja el mismo tiempo, entonces esto significa que el PIB aumenta proporcionalmente con el crecimiento de la productividad.

Bien.

¿Pero en España el PIB entre 2008 y 2013 en cuánto se ha incrementado? Bueno, del -6%, así en bruto. Entonces, ¿qué es lo que ha pasado?

Eso mismo:








¡Vaya qué bajón! Mira que es raro: tanto se ha incrementado la productividad como han disminuido las horas trabajadas. Entonces es verdad que las reformas (¿?) obran los milagros. Mirar: los españoles se han vuelto más productivos, así que van a la empresa, trabajan menos, producen más y lo demás es todo tapas y movida!

Trabajar menos, trabajar todos: ellos lo han conseguido, gracias a las reformas (¿?).

Verdad que ha pasado esto?

Bueno para averiguarlo, es suficiente consultar las horas trabajadas medias por cada trabajador. Seguramente habrán disminuido: trabajar mejor, trabajar menos gracias a las reformas dictadas por la (profesora) UE que le gusta mucho a Fubini.

Eso es:








Pero no. Pero esto no nos tiene que sorprender: sabemos que Fubini significa garantía. Tanto nomini, nullum par elogium.

Y la moraleja de todo esto cuál es? Pues que si desde el comienzo de la crisis las horas trabajadas han disminuidos pero cada trabajador curra más o menos las mismas horas, entonces hay muchos menos trabajadores ocupados. Esto ya lo hemos visto:





Así que el secreto de la productividad española no es “trabajar menos y mejor, trabajar todos”! Sino que es trabajar unos pocos, trabajar mucho (y a callar porque fuera hay cola para hacerlo). Quién sabe cuántas horas extras sin pagar hay en ese bonito aumento de la productividad, que no es un incremento del numerador (el PIB) sino una disminución del denominador (las horas trabajadas y por ende las personas con trabajo, manteniendo estable el horario).


Eso.

Solo un desconsolado comentario más: si un periodista afirmara que tomando dioxina se adelgazara (cosa que es sin duda certera: no hay régimen más eficaz que un cáncer), ¿alguien le diría algo? Porque esto es lo mismo, en la ciencia médica, de algunos análisis acerca del milagro español en la ciencia económica, ciencia que existe y habría que respetarla (o se tomará el respeto por si misma: da igual lo que diga Klaus Davi, nadie está a salvo de la crisis…).

5 commenti:

  1. Me gusta mucho que usred habla de la españa con el idioma castillano.
    Es la verdad que esto pais es muy endeudado y ante o tarde saltar por aires

    RispondiElimina
  2. Risposte
    1. E non è ancora arrivata la valanga vw.

      Elimina
  3. Intanto alla Sapienza di Roma si prosegue imperterriti sul solco tracciato dai Padri Fondatori del Fogno Europeo.



    Incontro/Comunicazione
    Comunicare l'Europa ai cittadini
    venerdì 13 novembre 2015, ore 10.30
    centro congressi - dipartimento di Comunicazione e ricerca sociale
    via Salaria 113, Roma

    Venerdì 13 novembre si inaugura il secondo ciclo di incontri "Become a Journalist in Europe: a bridge between traditional and new media" (Bejour), un progetto sostenuto dal dipartimento di Comunicazione e ricerca sociale e co-finanziato dal programma dell'Unione Europea Erasmus +, azione Jean Monnet, che intende fornire ai futuri professionisti dell'informazione un punto di vista più consapevole delle tematiche europee. Intervengono Rocco Cangelosi, ambasciatore e consigliere di Stato della Repubblica italiana; Emilio Dalmonte, direttore della rappresentanza in Italia della Commissione Europea; Franco Frattini, presidente di sezione del Consiglio di Stato, ex commissario europeo. Il coordinamento è affidato a Giampiero Gramaglia, giornalista e consigliere dell'Istituto affari internazionali. Presentano il progetto Bejour Maria Romana Allegri, Antonio Bettanini e Christian Ruggiero, docenti del Coris e responsabili del progetto. Le attività del progetto, proseguono fino a maggio 2016.
    Info
    Bejour
    bejour@uniroma1.it

    RispondiElimina
  4. Oggi curiosando nel web trovo un articolo sull'economista americano Steeve Keen nel quale si asseriva che in USA esiste una corrispondenza tra il debito privato e l'occupazione cioè a crescita del debito privato corrisponde un aumento del tasso di occupazione. Ma secondo voi è una prerogativa solo americana o ha senso considerarla anche per tutti gli altri paesi? Se qualcuno ne sa di più mi piacerebbe approfondire il discorso. Se poi anche il prof non reputasse inopportuna la mia domanda...

    RispondiElimina